Ventajas y desventajas de usar ‘fixed navigation bars’ en el desarrollo de webs y apps móviles

Ventajas y desventajas de usar ‘fixed navigation bars’ en el desarrollo de webs y apps móviles

Las barras o menús que quedan fijos a medida que el usuario hace scroll en una página web o una aplicación nativa tienen ventajas evidentes, pero también algunas desventajas: son útiles cuando el contenido es dinámico, pero pueden distraer y ocupar mucho espacio. 

BBVAOpen4U
|
14 Nov. 2016

Desde hace unos años existe una tendencia en diseño, tanto en proyectos web como en aplicaciones móviles, que consiste en fijar menús y barras de navegación para facilitar la recirculación y el movimiento fluido de los usuarios a través de los interiores del site. Es lo que se conoce como menús o barras en sticky o menús y barras pegajosos. Esta práctica tiene ventajas e inconvenientes, igual que la navegación horizontal o swipe o la navegación con scroll vertical infinito. Esto pretende ser un listado de los puntos a favor y en contra de esta técnica de diseño visual.

Lógicamente, la elección de unos recursos de diseño y no otros puede depender, fundamentalmente, de dos termómetros: el criterio profesional, subjetivo y basado en los años de experiencia del diseñador o el director de arte; o de un segundo elemento, no menos importante, de la capacidad para recoger e interpretar las métricas obtenidas de las herramientas de analítica. En cualquiera de los dos casos, lo realmente importante es tener claros cuáles son los objetivos de conversión e intentar, en lo posible, llevar a los usuarios a los escenarios previstos y soñados para cumplir los objetivos de negocio o de otro tipo que se marcaron al inicio del proyecto.

Ventajas del uso de barras y menús pegajosos

1. Facilitan la navegación rápida de los usuarios y aumenta la retención: las barras y menús pegajosos permiten al diseñador y desarrollador mantener los accesos a la navegación siempre visibles para el usuario. Es, de alguna forma, una llamada a la acción pasiva. Siempre visible, siempre disponible. Cuando los usuarios hacen scroll vertical y se cansan, sienten la necesidad de cambiar, suelen recurrir siempre a los iconos o botoneras más reconocibles y con mejor acceso para moverse dentro de una web o una aplicación móvil. Facilitar ese flujo natural es un mecanismo eficaz para agilizar esa navegación y retener más tiempo al usuario dentro de un proyecto digital.

Los usuarios siempre agradecen que el diseño les ahorre complicaciones y tiempo. Mantener una barra de navegación o un menú siempre anclado mientras el usuario hace scroll le evita tener que hacer scroll hacia arriba para acudir a esa barra y poder navegar por otros entornos, secciones, noticias…

2. Mantener el logo visible aumenta el valor de marca: las barras o menús estáticos que se mantienen fijos a medida que el usuario hace scroll tienen una ventaja evidente en la presencia corporativa constante en los ojos del usuario. Hoy en día existe una enorme cantidad de aplicaciones, muchas de ellas con funcionalidades idénticas o similares, por lo que conseguir un buen impacto en el usuario y una retención del interés, vinculados a una imagen corporativa aportada por el logo, el nombre y la línea gráfica, son esenciales.

3. Son útiles cuando existen elementos dinámicos: a veces los diseñadores introducen elementos dinámicos que dependen de la navegación del usuario. Elementos que cambian cuando un lector hace scroll vertical o navegan por pantallas interiores. Usar los menús y barras pegajosos para que el usuario no se pierda y sepa en cada momento dónde se encuentra puedes ser muy útil.

Desventajas en el uso de elementos pegajosos

Los menús y barras que permanecen pegadas en la pantalla a medida que el usuario hace scroll vertical también tienen algunas desventajas. Al final, todo es cuestión de prioridades y de alcanzar diseños y desarrollos que cumplan objetivos.

1. Demasiada presencia en pantallas pequeñas: cuando un diseñador utiliza menús o barras en sticky cuando plantea una solución, debe tener en cuenta la enorme fragmentación de dispositivos, sobre todo aquellos que están bajo el paraguas de Android. Los terminales que usan el sistema operativo de Google son miles y algunos de ellos tienen pantallas muy pequeñas. También los dispositivos de Apple cuentan con distintos tamaños de pantalla: los iPhone 4, 4S, 5, 5S y 5C tienen medidas más pequeñas. Si utilizamos un menú pegajoso, el espacio restante en pantalla es reducido. En el caso de Android, con un mayor número de marcas y terminales de gama baja o media para usuarios que tienen menos recursos, el problema de la falta de espacio por el uso de este recurso visual aumenta enormemente.
2. Un elemento de distracción para el usuario: a veces este recurso de diseño se utiliza sin un objetivo claro para la usabilidad final de la aplicación. No tiene mucho sentido dotar a un elemento concreto de un elevado grado de visibilidad si realmente no es necesario, entre otros motivos porque no cumple con una misión específica e introduce una distracción innecesaria. Suele ser habitual encontrar un argumento habitual en contra del uso de menús y barras pegajosas: cuando un usuario visita una página web o una aplicación nativa lo que busca es una información o contenido que responda a una necesidad y lo que no busca es un artificio inútil en la navegación. Algunas veces, este tipo de elementos fijos pueden ser demasiado intrusivos.

Algunos diseñadores suelen ofrecer alternativas más eficaces para dar visibilidad a determinados elementos sin necesidad de usar la fijación en la navegación. Por ejemplo, la alteración de los colores o los estilos del texto. Igual que puede ser una distracción para el usuario con respecto al contenido, también puede distraerlo de su atención a la publicidad, un elemento esencial en la financiación de algunos proyectos digitales.  

¿Te interesan las APIs financieras? Descubre todas las que te ofrece BBVA

 

¡Suscríbete!

Recibe nuestro boletín semanal. No te pierdas nuestros trucos, consejos, artículos y los eventos más innovadores.