Todo lo que tienes que saber sobre las APIs de Alibaba

Todo lo que tienes que saber sobre las APIs de Alibaba

Alibaba es el paradigma de una compañía capaz de acelerar su crecimiento mediante la tecnología. En menos de una década ha pasado de intermediario a postularse como referente tecnológico. Así lo atestiguan productos como Alipay, presentes en el ecosistema BBVA.

 

25 Feb. 2019

La gigante china del comercio electrónico Alibaba, ha abierto nuevas vías de negocio más allá del clásico mercado online, y busca hacerse hueco entre las grandes plataformas tecnológicas mundiales.

En el campo de las interfaces de programación de aplicaciones, la firma ofrece más de 1.500 APIs, un componente esencial de su negocio, que ayuda a simplificar la gestión de las transacciones online. Por ejemplo, en su web Tmall, un total de 68 APIs permiten navegar por los datos básicos de su actividad: desde consultas para obtener información sobre el vendedor a enviar un ticket, pasando por obtener su inventario, realizar una compra o cancelar un envío. Cada acción se sostiene en su propia API y es la comunicación entre todas ellas la que dota de lógica al conjunto de acciones que realiza el internauta cuando accede a su tienda.

Debido a la enorme cantidad de datos que generan las APIs de sus tiendas electrónicas, han creado una infraestructura que analiza esta información y que ponen a la venta a través de Alibaba Cloud. Es una alternativa a Amazon Web Services, presentando una gran variedad de productos enfocados a desarrolladores profesionales: computación y almacenamiento en la nube, bases de datos, hospedaje web, ciberseguridad, etc.

Estos productos se comercializan en formato API. Así, si queremos registrar nuestro propio dominio, Alibaba nos provee de una serie de APIs desde las que podemos consultar la disponibilidad del nombre, su registro, la asociación de un DNS, etc.

Alipay, líder de pagos

Donde Alibaba ha supuesto un verdadero cambio disruptivo es en su oferta financiera. Nos situamos en un contexto global donde aún en la actualidad uno de cada cinco adultos se encuentra excluido del sector bancario. Por otra parte, gracias al reducido precio de los smartphone y una red de 4G con una disponibilidad superior al 73% se ha consolidado una enorme masa de usuarios de internet móvil. A tenor de los datos, era inevitable que la revolución en este campo fuera impulsada por el sector tecnológico.

A día de hoy el método de pago preferido por los consumidores del gigante asiático es una aplicación para smartphones capaz de emitir y recibir pagos mediante la generación y lectura de códigos QR, un evolutivo del código de barras. El cliente puede pagar escaneando el código QR emitido por la tienda o siendo él mismo quien muestre un código QR para que la tienda deduzca el importe de la compra con una simple lectura de la pantalla de su teléfono.

Alipay, la más famosa de estas aplicaciones (sólo ella supone un 24,5% de la cuota de mercado del conjunto de todos los métodos de pago), fue lanzada por Alibaba en 2004. Nació como una solución enfocada al comercio electrónico, principal actividad económica del grupo; sin embargo, con el tiempo su uso se ha popularizado más allá de Internet gozando de gran aceptación en restaurantes, hipermercados, hoteles, líneas aéreas, cines, taxis, metro e incluso templos.

La expansión de Alipay fuera de las fronteras del país asiático ha venido de la mano del turismo

La expansión de Alipay fuera de las fronteras del país asiático ha venido de la mano del turismo. En nuestro país, Alipay, integrada en la plataforma de APIs que ofrece BBVA, ha acercado el comercio nacional a los más de medio millón de turistas chinos que nos visitaron en 2017. Como prueba de ello, El Corte Inglés ofrece este servicio desde 2018 a sus clientes chinos.

Para hacer posible esta realidad, Alipay cuenta con una arquitectura basada en APIs. Mediante una solicitud vía http, el mismo protocolo de comunicación que permite leer esta página, es posible que distintas aplicaciones establezcan una comunicación con Alipay en base al intercambio de peticiones y entregas de datos. Atendiendo a esto, una transacción puede resolverse en base a unos parámetros básicos que permitan identificar al cliente, el comercio asociado, la transacción efectuada, el momento en que tiene lugar y el precio.

El nacimiento de Alipay se derivó de las necesidades del mercado del comercio electrónico, pero fruto de la experiencia acumulada, Alibaba actualmente se ve como un suministrador de tecnología que facilita el negocio en cualquier parte del globo. Tal es así que el año pasado figuraba en GitHub, el repositorio por excelencia para alojar código, como el octavo contribuidor de código abierto, por encima de Uber o Netflix.

¿Te interesan las APIs financieras? Descubre todas las que te ofrece BBVA

 

¡Suscríbete!

Recibe nuestro boletín semanal. No te pierdas nuestros trucos, consejos, artículos y los eventos más innovadores.