SEO o tráfico viral, ¿qué es lo mejor para mi negocio?

Lo viral se están convirtiendo en una buena alternativa para atraer rápidamente tráfico a tu negocio. En cierto modo, está empezando a usarse en detrimento del SEO. Te contamos las claves de cada estrategia.
04 Mar. 2014

Hay muchas formas de generar tráfico a tu página web, tanto gratuitas como de pago, pero últimamente estamos viendo como el llamado contenido viral se está popularizando como una de las técnicas más utilizadas a la hora de atraer visitas a un determinado sitio web. A diferencia de otras técnicas, el tráfico viral no se origina a partir de los motores de búsqueda, sino gracias al 'boca a boca' online. Su éxito radica en su coste relativamente bajo para su ejecución y una tasa de respuestas rápidas y muy elevadas. Por lo tanto, ¿podríamos decir que el tráfico viral es mejor que la optimización de los motores de búsqueda o SEO para el buen posicionamiento web de nuestro negocio?

 

Antes de dar una respuesta a esa pregunta existen algunas diferencias y semejanzas entre el SEO y el tráfico viral que hay que tener en cuenta.

 

Diferencias

 

- Velocidad y complejidad

Sin duda, los contenidos virales generan cientos o miles de visitas en muy poco tiempo. Tan poco, que se cuenta por días. Por eso se han hecho tan populares. En cambio, para generar un volumen importante de tráfico a través de las técnicas SEO, muchas empresas necesitan meses o, incluso, hay quien habla de años. El motivo es que, según el consultor Tomás de Teresa, una estrategia SEO requiere optimizar tu sitio web de manera interna, produciendo contenidos propios y promocionándolos de forma adecuada. “El SEO requiere tiempo para su desarrollo y para que los buscadores lo valoren”, explica de Teresa. Por ello, los resultados pueden tardar meses en llegar, especialmente si tu sitio es nuevo. Generar un contenido viral, por su parte, es más sencillo. En términos generales, solo es necesario subir un vídeo a YouTube o Vimeo, publicar un artículo o un post en Internet.

 

Pero, ¿qué hace que un contenido, ya sea un artículo, una imagen o un vídeo, pase de ser de simplemente interesante, a convertirse en tan interesante que sintamos la necesidad de compartirlos con otras personas? The New York Times realizó un exhaustivo informe sobre lo que empuja a las personas a compartir masivamente un contenido en la Red. Los resultados sugieren una fuerte relación entre la emoción y la viralidad. Aunque dicha relación esconde aspectos algo más complejos. Según este estudio, el contenido positivo es mucho más propenso a ser viral, que el negativo. Pero, mientras que un contenido triste tiende a ser menos viral, los contenidos que crean sentimientos de ira o ansiedad son más propensos a ser compartidos. En general, aquello que provoca alguna emoción son más compartidos que los que no evocan ninguna.


Un gran ejemplo es el vídeo que creó GoPro para atraer a la gente hacia su marca. La compañía no solo mostraba la calidad de la cámara, también evocaba en el espectador un fuerte sentimiento de angustia, impotencia y satisfacción por el entrañable desenlace. Gracias a ello, el vídeo ha conseguido más de 20 millones de visitas en YouTube.

 

Pero no solo el vídeo puede generar tráfico viral, también hay muchos artículos que son compartidos masivamente. La edición online de la BBC, por ejemplo, ha hecho una recopilación de aquellas noticias que más compartieron sus lectores a través de las redes sociales.

 

Además, puedes observar qué tipo de post son los que más impacto han tenido en las redes sociales y por lo tanto, han sido los más vistos. En este sentido, Facebook reúne cada año las historias más compartidas. Una buena forma de conocer qué es lo que le atrae a la gente y sacar provecho de ello.

 

- Estabilidad

 

A pesar de sus bondades, el marketing viral no es tan sostenible en el tiempo como la indexación de contenidos en buscadores y, por lo general, pierde mucha fuerza un par de días después de la aparición de los grandes niveles de tráfico.

 

Por su parte, en la optimización de motores de búsqueda el tráfico registrado puede considerarse más estable. Además, las personas que utilizan los buscadores tienen una actitud activa que les hace propensos a actuar cuando encuentran páginas relevantes y a generar un tráfico de calidad a tu página web, altamente segmentado, cualificado y focalizado en tu nicho de mercado.

 

- Inversión

 

En términos monetarios, es menos costoso generar un contenido viral que poner en marcha una estrategia SEO. Como hemos comentado, crear un contenido viral lleva menos inversión, ya que puede generar mucho tráfico simplemente subiendo un vídeo a YouTube o Vimeo, por ejemplo. En cambio, para generar tráfico a través de la optimización de los motores de búsqueda es necesario una inversión constante en conocimiento, herramientas, generación de contenidos y obtención de enlaces.

Similitudes

 

- Impredecible

 

La posición de tu página web utilizando SEO es impredecible, ya que todo depende de los algoritmos utilizados por los buscadores. Y es que, como apunta De Teresa, los buscadores como Google y Bing mantienen en secreto sus algoritmos que cambian o se actualizan constantemente. Por ejemplo, Google utiliza más de 200 factores para posicionar una página web en su resultados. Al mismo tiempo, el tráfico viral también es impredecible, ya que no puedes controlar el impacto que va a tener. La única manera de asegurarte el éxito es seguir los pasos para generar un contenido viral que se han comentado anteriormente.

 

Para resumir, todas las estrategias para generar tráfico web tienen sus ventajas y desventajas, por lo tanto, lo importante es saber diversificar tus inversiones y es que, muchos expertos opinan que nunca hay que apostar por una única vía y mucho menos cuando estamos hablando de atraer tráfico a un determinado sitio web.