Qué es una API y qué puede hacer por mi negocio

Qué es una API y qué puede hacer por mi negocio

Una API es el mecanismo más útil para conectar dos softwares entre sí para el intercambio de mensajes o datos en formato estándar como XML o JSON. Así es como se convierte en un instrumento para buscar ingresos, abrirse al talento, innovar y automatizar procesos.

BBVAOpen4U
|
07 Jun. 2016

Hoy en día casi todo jefe de proyecto, diseñador o desarrollador habla de la ‘Economía API’ como el nuevo mundo. Las interfaces de desarrollo de aplicaciones no son algo novedoso, pero sí es cierto que su universalización se está produciendo en estos días. 2015, 2016 y 2017 serán los años en los que la utilización de APIs se generalice entre la mayoría de empresas que busca aumentar y diversificar sus canales de creación y de ingresos. No sólo grandes corporaciones, también pymes. 

Igual que una interfaz de usuario permite la interacción y comunicación entre un software y una persona, una API (acrónimo de Application Programming Interface) facilita la relación entre dos aplicaciones para el intercambio de mensajes o datos. Un conjunto de funciones y procedimientos que ofrece una biblioteca para que otro software la utilice como capa de abstracción, un espacio de acceso e intercambio de información adicional en la parte superior. Así una se sirve de la información de la otra sin dejar de ser independientes. 

Cada API está diseñada en un lenguaje de programación concreto y con unas especificaciones distintas que la definen (las APIs pueden incluir especificaciones para estructuras de datos y rutinas, clases de objetos o variables, a partir de las cuales se basa el uso de esa interfaz). Además, suele ser habitual que cada una de ellas disponga de documentación completa y eficaz (un conjunto de tutoriales, manuales y reglas de buenas prácticas para esa interfaz de programación).

Tipos de APIs 

● APIs de servicios web: son las interfaces de desarrollo de aplicaciones que permiten el intercambio de información entre un servicio web (software que da acceso a un servicio concreto a través de una URL) y una aplicación. Normalmente ese intercambio se produce a través de peticiones HTTP o HTTPS (la versión cifrada del protocolo HTTP). En la petición de la aplicación y respuesta, también en HTTP del servicio web, se contiene información de todo tipo tanto en los metadatos de la cabecera como en los del mensaje, normalmente en dos tipos de formatos muy usados: XML o JSON.

Hay cuatro tipos de API de servicios web habituales entre los desarrolladores: SOAP (Simple Object Access Protocol), un protocolo estándar de intercambio de información y datos en XML entre dos objetos; XML-RPC, un protocolo de llamada a procedimiento remoto que usa XML como formato de datos y llamadas HTTP como sistema de comunicación; JSON-RPC, mismo protocolo pero en formato JSON; y REST (Representational State Transfer), arquitectura de software para sistemas hipermedia en la World Wide Web; una API REST usa el protocolo HTTP.

● APIs basadas en bibliotecas: este tipo de APIs son las que permiten que una aplicación importe una biblioteca de otro software para hacer el intercambio de información. Hoy en día gran parte de las bibliotecas que dan acceso a productos y servicios están diseñadas en JavaScript. Las APIs en JavaScript suelen ser un ejemplo ilustrativo de APIs basadas en bibliotecas, por ejemplo las que se utilizan dentro del mercado de la cartografía web (servicios como Google Maps, Leaflet, ArcGIS, CartoDB, MapBox o D3.js). 

● APIs basadas en clases: este tipo de interfaces de desarrollo de aplicaciones permite la conexión con los datos en torno a las clases, como es habitual en programación orientada a objetos con Java. La API de Java usa clases abstractas para la creación de aplicaciones igual que cualquier programa desarrollado en este lenguaje. Esas clases proporcionan todo lo necesario para realizar todo tipo de funciones dentro de esas aplicaciones. La interfaz de desarrollo de Java se organiza en paquetes y cada uno de esos paquetes contiene a su vez un conjunto de clases relacionadas entre sí.  

● APIs de funciones en sistemas operativos: los programas de software están continuamente interactuando con los sistemas operativos. Eso es una afirmación obvia. La realidad es que, en muchos casos, la forma en la que lo hacen es a través de APIs. Sistemas operativos como Windows disponen de APIs que permiten esa comunicación entre programas y el OS. Esta es la lista completa de API de Windows: interfaz de usuario, acceso y almacenamiento de datos, mensajería, gráficos y multimedia, diagnóstico de errores…

Qué puede hacer una API por tu negocio

Una API puede colocar a una empresa o un negocio en otro nivel por muchas razones. Ya hemos hablado de las características que debe tener una API: una interfaz de desarrollo de aplicaciones fácil de usar y aprender, estable y segura. El motivo esencial para usar APIs es porque con ellas se puede ganar más dinero: se obtienen ingresos.

Pero hay más:

● El éxito de una empresa está fuera: las APIs son una puerta al mundo, hacia el exterior. A personas y empresas que tienen mucho talento y que pueden enriquecer productos y servicios con su experiencia, con su formación. Una API es una puerta de entrada de todo ese talento en una estructura empresarial para mejorar, enriquecerla, solucionar problemas no conocidos… Una API no sólo sirve para cobrar por su uso, con su utilización por terceros desarrolladores se aprende y se descubren oportunidades.

● Innovación: las empresas punteras en innovación reposan gran parte de su músculo creativo en una o varias APIs. Google, Facebook, Twitter, Square, Stripe, Amazon… Empresas de gran volumen o outsiders dentro de su sector. Da igual que sean dentro del mercado publicitario, tecnológico, bancario… Las APIs son el elemento clave en cualquier proceso innovador.

● Automatización de procesos: dentro de los equipos DevOps, los procesos de automatización significan mucho ahorro de costes, en esfuerzo y tiempo. Tanto es así que existen nombres técnicos para esa tarea: Business Process Automation (BPA) y Business Process Integration (BPI), estrategias empresariales por las que se ahorra en costes gracias a la automatización e integración de procesos. En gran medida, una buena estrategia BPA y BPI se basa en el desarrollo e integración de aplicaciones, y en ese objetivo las APIs cumplen con un papel fundamental. Eso da lugar a lo que se conoce como API Management, que afecta a campos empresariales como seguridad, analítica, desarrollo de productos y servicios, datos, flujos de trabajo

BBVA apuesta por la innovación abierta y desde API Market las empresas pueden acceder a una serie de APIs para desarrollar nuevas vías de negocio o mejorar las experiencias del usuario.

Conoce BBVA API Market

¡Suscríbete!

Recibe nuestro boletín semanal. No te pierdas nuestros trucos, consejos, artículos y los eventos más innovadores.