APIsAbiertas

Preguntas y respuestas sobre las APIs de banca abierta

El open banking es ya el nuevo statu quo en el mundo financiero. Sin embargo, y pese a que es el presente en muchas compañías del sector, todavía es un gran desconocido para empresas de otros ramos para las que se abre un sinfín de posibilidades.

BBVAOpen4U
|
09 Jul. 2018

 

¿Qué son las APIs abiertas?

Cualquier nueva compañía o startup que trabaje con datos de pago o financieros de sus clientes tiene que acceder a los sistemas de otras empresas para validar y realizar el pago. A día de hoy existen tantas formas de hacerlo que es complicado elegir la más adecuada: desde opciones nativas digitales que cualquier negocio puede contratar, independientemente de su escala, a ceder los cobros a una entidad ajena o seguir con el tradicional método de gestión de pasarelas de pago que funcionan sobre las tarjetas de crédito.

Con las APIs abiertas se simplifican estos procesos independientemente del banco, proveedor de tarjeta o demás factores. Comprobar el balance en cuenta, obtener historiales de gasto o gestionar pagos utilizarán las mismas metodologías, eliminando la necesidad para procedimientos extraordinarios o costosas aprobaciones realizadas de forma individual.

Estos ejemplos, y más, funcionan a través de las mismas interconexiones y APIs. No es necesario trabajar con más proveedores para licenciar nuevo software o plataformas. Esto reduce el impacto económico directo de añadir nuevas funciones financieras a un negocio.
 

¿Será grande su impacto?

Para muchas compañías, e incluso para ciudadanos de a pie, las nuevas APIs abiertas cambiarán la forma en la que pensamos en la banca. Emergerán nuevas herramientas, otras acabarán por quedarse obsoletas y el resto tendrán que adaptarse a una nueva realidad regulatoria y donde parte de los socios utilicen APIs abiertas unificadas en vez de una miríada de APIs comerciales diferentes. Una nueva era con una nueva mentalidad.

Los grandes bancos comerciales y de inversión serán los que más expuestos queden a la nueva realidad, pero también los más beneficiados. Un estudio de Accenture muestra que el 60% de los bancos estadounidenses y el 63% de los asiáticos ya se han adaptado a las nuevas directrices relacionadas con el PSD2 a pesar de no tener que hacerlo obligatoriamente, como sus equivalentes europeos.

Permitir el intercambio sencillo de datos financieros con herramientas y protocolos comunes es una cuestión de tiempo.

Por ejemplo, los mercados de financiación y préstamos tendrán a su disposición información casi instantánea para decidir cómo ofrecer sus servicios. Las compañías que mejor se adapten a esta nueva realidad con tomas de decisiones rápidas o más adecuadas obtendrán mejores resultados gracias a sus algoritmos, toma de decisiones y herramientas construidas sobre la banca abierta.

Según un informe presentado por Barclays en Reino Unido en el que se detalla Credit Kudos, una persona sin un historial de crédito podrá solicitar uno gracias a este nuevo sistema de Open Banking. Con Credit Kudos podría compartir información financiera propia de forma segura desde su banco online al prestamista para que éste evalúe la situación. De esta forma, personas que hasta ahora quedaban excluídos de los mecanismos populares de financiación, tradicionalmente demográficos desfavorecidos y jóvenes, podrán dar un salto financiero adelante.
 

¿Son seguras?

A nivel de seguridad no hay ningún factor inherente que haga las APIs comerciales superiores a las abiertas. Las abiertas simplemente tienen su metodología compartida y homologada por reguladores, y son compartidas por entidades financieras de todo el mundo. Por el contrario, se conoce como APIs comerciales a cualquier interconexión particular entre dos o más entidades con detalles y características decididas a nivel privado.

A nivel financiero hay que dividir en dos partes el tema de seguridad: por un lado, lo referido a la transferencia de datos y, por otro, al almacenamiento de los mismos.

El almacenamiento es independiente de las APIs y depende de las medidas que cada entidad realice. En Europalos sistemas PSD2 es obligatorio desde enero de 2018. Un marco regulatorio mucho más firme y que se centra en proteger la privacidad de los datos así como establecer guías y recomendaciones.

Las entidades bancarias y financieras están siendo auditadas de forma constante interna y externamente así que suele haber grandes medidas estandarizadas en base a regulación existente en cada país o región.

La transferencia de los datos a través de las API abiertas se hace utilizando protocolos, claves y algoritmos de cifrado de última generación. Es una forma alternativa de acceder a los datos financieros basándose en la seguridad de acceso ya existente en cada entidad.
 

¿Cómo se beneficia el consumidor?

Lo primero que experimentará el consumidor es una nueva oleada de aplicaciones, plataformas y servicios para gestionar su dinero. Esto significa nuevas formas de pago, nuevas formas de obtener créditos o préstamos, nuevas herramientas para gestionar nuestros ahorros, nuevas plataformas para invertir, etc.

Esta transparencia extra a la hora de gestionar datos financieros hará que mover el dinero sea más barato e inmediato. En Europa todos los bancos estarán obligados a acatar un nuevo marco regulatorio que evite los tradicionales muros y costes de la banca de transferencias, por ejemplo. Mover dinero de un banco a otro será más conveniente, se solventarán con más inmediatez las decisiones sobre préstamos, incluso para personas sin un historial crediticio robusto.
 

¿Y los negocios?

Quizá sea la parte más beneficiada por las APIs abiertas. Con ellas, las empresas podrán reducir los costes para desarrollar o implementar herramientas para gestionar cobros, pagos y relaciones con entidades financieras, clientes y proveedores.

Cualquier negocio se verá beneficiado, pero obviamente el sector tecnológico de instrumentos financieros (más conocido como fintech), especialmente las startups pequeñas, verán cómo pueden operar a una velocidad hasta ahora solo permitida a grandes instituciones. Por ejemplo, entidades de tarjetas de crédito y bancos que podían permitirse crear conexiones privadas e interoperar a través de sistemas propios. Poder interactuar con las mismas metodologías y capacidades que bancos o empresas de mayor tamaño permitirá añadir innovación, ritmo y el florecimiento de nuevas ideas.ç

 

¿Te interesan las APIs financieras? Descubre todas las que te ofrece BBVA

¡Suscríbete!

Recibe nuestro boletín semanal. No te pierdas nuestros trucos, consejos, artículos y los eventos más innovadores.