Las APIs se encargan de todo en la era de los asistentes virtuales y la inteligencia artificial

Los asistentes virtuales son una de las ramas con más futuro dentro de la inteligencia artificial y el mundo del Internet de las Cosas. La relación entre ser humano y máquina tiene enormes posibilidades. Dialogflow es una empresa que ha sabido explotarlas.

28 Nov. 2017

Siri, Cortana, Google Now… Apple, Microsoft, Google… A día de hoy los asistentes virtuales se han convertido en un escenario de desarrollo muy prometedor de las grandes tecnológicas. Pero no sólo de ellas. También existen numerosas empresas que tienen proyectos de universalización de los asistentes virtuales dentro del sector de las plataformas conversacionales y el llamado Internet de las Cosas (IoT). Una de ellas, posiblemente la más conocida, es Dialogflow, la intefaz de desarrollo de aplicaciones para el diseño de chatbots con procesamiento de lenguaje natural.

Gran parte de la generación de ingresos dentro del sector IoT se la llevará el desarrollo en torno a las aplicaciones, los sistemas y dispositivos inteligentes y los servicios relacionados con las plataformas, entre ellas, las conversacionales, que establecen una vinculación entre un dispositivo móvil, una aplicación y una interfaz de usuario. Hay numerosos estudios de perspectivas de futuro del Internet de las Cosas, uno de ellos elaborado por la consultora IDC. Una proyección de ingresos:

Según la estimación de IDC, en 2013 había 9.000 dispositivos del Internet de las Cosas instalados en el mundo. Para 2020, esa cifra será de 28.000 millones.

Si el mercado del IoT es prometedor, el sector específico de los asistentes virtuales inteligentes no se queda muy atrás. Un informe reciente de Transparency Market Research establece algunas perspectivas de negocio entre 2014 y 2022: un crecimiento de valor de mercado de los 580.000 millones de dólares de 2014 hasta los 5.100 millones de 2022, con una tasa de crecimiento anual compuesto del 31,8%. Este empuje se debe, según el estudio, al gran impulso de los datos y la necesidad de algunas empresas de comercio eletrónico, banca y asistencia sanitaria de potenciar la relación con los clientes mediante el uso de chats y asistentes virtuales (chatbots). Aunque haya limitaciones de coste y complejidad.

Este es un gráfico de comparativa entre las previsiones de ingresos y crecimiento interanual dentro del mercado mundial de los asistentes virtuales inteligentes: 

Dialogflow quiere revolucionar los asistentes virtuales

Dialogflow tiene un enorme prestigio dentro del sector de los asistentes virtuales, en gran medida por su enorme flexibilidad. Siri, Cortana y Google Now pueden ser buenos productos tecnológicos, con sus puntos fuertes y débiles, pero no permite lo que sí hace Dialogflow: facilitan el diseño personalizado de sus propios asistentes a terceras empresas y sus equipos de desarrollo, con un conjunto de Kits de Desarrollo de Software (SDK) para sistemas operativos Android e iOS.

No son los únicos sistemas operativos o plataformas para las que Dialogflow tiene una posible integración: también es posible con Windows Phone; el Apple Watch; el intérprete JavaScript por el lado del servidor Node.js; el marco de desarrollo de aplicaciones Apache Cordova; el entorno de desarrollo de videojuegos 3D Unity; o los lenguajes de programación como C#, Python o JavaScript. También se puede conectar con otros asistentes como Amazon Echo o Microsoft Cortana.

Algunas de las características que ofrece sus API REST a las empresas:

Dialogflow es una plataforma de comprensión de lenguaje natural. El servicio integra esencialmente tres componentes: reconocimiento de voz (de voz a texto, de texto a voz y reconocimiento automático de voz o ASR mediante modelos de lenguaje personalizados y dinámicos),  comprensión de lenguaje natural y capacidad conversacional (la idea es que el asistente entienda el significado y la intención de los comandos de voz y genere respuestas oportunas a través de los distintos canales de diálogo).

● Dialogflow dispone de integraciones para plataformas conversacionales: gracias a ella es posible el desarrollo de bots capaces de conversar y distribuir información en aplicación de chats como Facebook Messenger, Telegram, LINE o Kik, plataformas VoIP como Skype, servicios en la nube como Twilio, o plataformas de productividad conocidas como Slack. 

● Dialogflow es una solución multilenguaje: disponible en 14 idiomas.

La plataforma se basa en una serie de conceptos muy definidos:

Agentes: los desarrolladores de una empresa pueden entrenar y probar un agente y luego incorporarlo en cualquier aplicación o dispositivo.

Entidades: la interpretación de los mensajes del usuario se basa en palabras clave o conceptos que resumen las ideas principales de cada afirmación.  

Intenciones: es lo que facilita que el software genere respuestas adecuadas a su interpretación del lenguaje natural de las afirmaciones del usuario.

Acciones: pasos que sigue una aplicación a partir de los inputs del usuario. 

Contextos: cadenas que representan el contexto actual de las expresiones de usuario. Esto es importante para diferenciar el significado exacto de una afirmación que puede ser confusa o con un sentido similar a otras.

 

Existen otras empresas como x.ai, Clara Labs o Zoom.ai que están dentro del mundo de los asistentes virtuales, enfocados a la organización y programación de reuniones, apoyo a los empleados, centrados en la recopilación y distribución de datos de servicios como herramientas de métricas como Google Analytics o Mixpanel, soluciones de CRM bajo demanda como Salesforce o herramientas de productividad como Slack. Son el futuro de los bots y los asistentes y nada de lo que permiten a terceras empresas podría hacerse sin APIs.

Si quieres conocer más sobre las APIs financieras de BBVA, visita esta web.

Si quieres probar las APIs de BBVA, testéalas aquí.

¡Suscríbete!

Recibe nuestro boletín semanal. No te pierdas nuestros trucos, consejos, artículos y los eventos más innovadores.