Las APIs en la nube más destacadas: la batalla de las grandes compañías

Amazon, Salesforce e IBM libran una gran batalla por el control de los servicios en la nube, fundamentalmente la creación, el despliegue y el control de la infraestructura escalable para aplicaciones de terceros en la nube. Aquí algunas de sus APIs más interesantes. 

BBVAOpen4U
|
23 Dic. 2016

Las grandes empresas del mundo dan servicio en sus plataformas a terceras compañías a través de APIs. Y con eso ganan mucho dinero. En el sector de los datos y servicios en la nube, las interfaces de desarrollo de aplicaciones se han convertido en una herramienta esencial para el control de la infraestructura, el intercambio de datos y la aplicación de funcionalidades a los productos finalistas, por ejemplo, una aplicación nativa para dispositivos móviles. Hay cientos de ejemplos de empresas que generan mucho dinero con APIs en la nube, por almacenamiento, computación u otro tipo de servicios: Amazon, Google, Facebook, Salesforce, IBM, AT&T o Microsoft son ejemplos interesantes de ese escenario.

Estas son tres de las APIs en la nube más importantes del mercado. Muchas de ellas generan enormes beneficios y, lo que es aún más importante, una posición dominante dentro del sector para sus empresas. Estas son sus características:

1. Las APIs de Amazon

Amazon dispone de un compendio de interfaces de desarrollo de aplicaciones realmente potente, la mayoría de ellas para el ofrecimiento de servicios y productos alojados en la nube. Son muy conocidas las APIs relacionadas con algunos de los servicios específicos de Amazon Web Services (AWS), desde Amazon Simple Storage Service) para el almacenamiento en la nube para infraestructura de sistemas hasta Amazon Elastic Compute Cloud (Amazon EC2), el sistema de computación en la nube para la ejecución de aplicaciones, o AWS Identity and Acces Management (IAM), el sistema de autenticación de usuarios de Amazon. Pero no son los únicos casos destacables. Hay más: Amazon está promocionando en estos momentos Amazon Drive, lo que ellos definen como un servicio de almacenamiento de contenidos ilimitado y seguro en la nube, un producto similar al que ya tiene algunos rivales como Google Drive o Microsoft OneDrive, pero también otros protagonistas como Dropbox o Box. Su idea es que los usuarios y clientes de Amazon puedan guardar imágenes, vídeos, música o documentos y éstos puedan ser consultados sin problemas en la nube a través de cualquier tipo de dispositivo.

Amazon Drive dispone hoy en día de una API y varios SDKs (Kits de Desarrollo de Aplicaciones) que sólo están disponibles por ahora bajo invitación. Los desarrolladores y profesionales de producto que deseen probarlos necesitan pedir autorización a través del siguiente correo: clouddrive-api-invite@amazon.com. La API y los SDKs es lo que permite a Amazon ofrecer servicios en la nube a empresas que tengan productos que quieran ofrecer almacenamiento a terceros. Los SDKs facilitan la integración del servicio de Amazon en dispositivos Android e iOS. 

La compañía de Jeff Bezos también ofrece otro tipo de productos cuyo punto de anclaje es la nube y su capacidad para almacenar y hacer operaciones en ese escenario: tiene servicios de notificaciones push para aplicaciones móviles (Amazon PinPoint), dispone de un servicio para conectar la televisión (Amazon Fire TV) con la segunda pantalla (aplicaciones en iOS, Android y Fire OS) y viceversa como Amazon Fling (este producto tiene su propio SDK también), servicios de mapas… Incluso, su propio sistema de incentivos para terceras empresas se basa, como no, en una API.    

2. Salesforce: Force.com y Heroku

Salesforce es uno de los gigantes de la nube. Ahora mismo dispone de una gran oferta de productos que se han convertido en una referencia dentro del mercado:

  • Force.com, el servicio que facilita a los equipos de desarrollo el despliegue rápido de aplicaciones en la nube, con integración de todo tipo de herramientas de negocio de terceras empresas. El objetivo de Force.com no sólo es el despligue, también es el propio desarrollo de las aplicaciones. La idea es que las empresas puedan tener su propia aplicación sin necesidad de programar una sola línea de código. Sólo con arrastrar componentes a una interfaz. En caso de querer escribir código para personalizar al máximo las funcionalidades y posibilidades de la app, también es posible hacerlo. ¿En qué momento entran las APIs a escena? Bueno, Salesforce dispone de una API REST y una API SOAP que facilitan el acceso y la modificación de los datos de la empresa cada vez que es necesario y notifican en tiempo real de esos cambios. Las APIs en la nube permiten a los clientes acometer cambios en los metadatos de su modelo a través de un servicio de APIs en streaming. Tanto la API REST como la API SOAP se mueven dentro del protocolo seguro HTTPs y usan OAuth 2.0 como protocolo de seguridad. Cualquier desarrollador en Java, JavaScript, PHP, Python, Perl o .NET puede utilizarlas.
  • Heroku: facilita a los desarrolladores todo lo necesario para implementar, ejecutar y administrar aplicaciones en la nube escritas en lenguajes y marcos de desarrollo en Ruby, Node.js, Java, Python, Clojure, Scala y PHP. La API de Heroku permite a los programadores automatiza, extender y combinar todos los servicios contenidos dentro del producto. Multiplica las posibilidades que antes sólo estaban al alcance de la mano mediante la línea de comandos. Lo primero que hay que tener en cuenta para trabajar con Heroku es que es necesario disponer de una cuenta de usuario (sin coste) y tener conocimientos en Curl, una librería de funciones que se utiliza para conectar con servidores web con protocolos habituales como telnet, http o https. El proceso de autenticación como usuario de la API de Heroku se realiza a través del protocolo seguro OAuth, sobre todo para cualquier servicio que estemos compartiendo con terceros. Todo el sistema de seguridad se basa en la creación de un token de acceso que encabezará todas y cada una de las peticiones que se quieran hacer a la API. Si se cree que el token ha sido comprometido, es tan sencillo como darlo de baja y solicitar uno nuevo. 

3. IBM Bluemix API

Bluemix es el servicio de IBM en la nube. Permite a los desarrolladores y empresas la creación, despliegue y administración de aplicaciones de todo tipo en el cloud. Y está basada en Cloud Foundry, una plataforma PaaS (Platform As a Service - Plataforma como servicio) de código abierto. En cuanto a los marcos de desarrollo utilizado, Cloud Foundry da soporte a programadores Java, Spring, Ruby y Node.js, sobre el servicio de aplicaciones tiene compatibilidad con bases de datos MySQL, MongoDB, PostgreSQL, Redis o RabbitMQ y sobre el servicio en la nube es totalmente abierto (es posible disponer de un servicio de nube pública o privada).

Todo el control de la infraestructura en Bluemix se realiza a través de una API, con más de 3.000 métodos documentados y más de 180 servicios distintos: recuperación de información de cuentas, inventarios o sistemas DNS son tres ejemplos. Es compatible con protocolos de todo tipo: SOAP, REST o XML-RPC. Y profesionales en lenguajes de programación como C#, Perl, PHP, Python o Ruby.

¿Te interesan las APIs financieras? Descubre todas las que te ofrece BBVA

 

¡Suscríbete!

Recibe nuestro boletín semanal. No te pierdas nuestros trucos, consejos, artículos y los eventos más innovadores.