La tecnología ‘wearable’ explota en el Mobile World Congress

Fue una de las grandes atracciones del evento y, como era de esperar, un segmento que trajo consigo muchas novedades que aquí de contamos.
BBVAOpen4U
|
27 Feb. 2014

Durante el Mobile World Congress (MWC) celebrado en Barcelona hubo muchos dispositivos que se disputaron la atención de los más de 85.000 asistentes y medios de comunicación que asistieron al evento: smartphones, tabletas, phablets... Sin embargo, hubo otra tecnología que estuvo muy presente y demostró que está ya integrándose con sorprendente naturalidad en nuestro día a día: la tecnología wearable o ponible, como recientemente trasladó al español la Fundéu.

Se trata de la próxima generación de aparatos electrónicos que permiten recoger o enviar información en tiempo real. Estos dispositivos convierten gafas, relojes, pulseras o collares en dispositivos inteligentes, que, además, han dejado libres las manos que ahora tenemos bloqueadas con el móvil.

Por este motivo, esta tecnología está creando tanta expectación. Es un mercado incipiente que marca un nuevo canal de consumo de contenido móvil. Las previsiones económicas fijan datos prometedores: según un informe de Business Insider, este nuevo sector podría llegar a mover en 2018, hasta 13.000 millones de dólares.

Sin duda, representa una gran oportunidad de mercado no solo para los fabricantes de tecnología, también para los desarrolladores, ya que estos dispositivos tienen el reto de nutrirse con aplicaciones creadas específicamente para este tipo de plataformas. En este sentido, Intel presentó Make it Wearable, un programa que pretende potenciar el desarrollo de aplicaciones para los dispositivos wearable. El planteamiento tiene dos focos:

- Vía Visionario: con la que se pretende reconocer las mejores ideas para potenciar el desarrollo de productos y servicios ponibles.

- Vía Desarrollo: donde Intel propone un proceso de incubación que permite generar un diseño y un plan de negocio elaborado. La inscripción para este apartado comienza en verano de 2014. Como desarrollador tienes que enviar una propuesta y un video de propuestas de un concepto de producto innovador y creativo. A medida que los participantes avancen hacia las rondas semifinales y la ronda final, recibirán asesoría.

Fíjate en lo que ya han creado otras empresas y descubre lo que falta por hacer. Según la propia Intel, las propuestas de su programa serán evaluadas equilibrando la creatividad, la factibilidad y el potencial de mercado.

Para inspirarte, echa un vistazo a las novedades que se presentaron durante el evento. Por ejemplo, Samsung dio a conocer su nueva generación de smartwatches, el Galaxy Gear 2, y la banda Gear Fit. Sony, por su parte, resaltó por su oferta Smartband y LG presentó la pulsera LifeBand Touch que, como novedad, incluye auriculares que no solo permitirán escuchar música sino, además, medir las pulsaciones directamente en nuestros oídos para complementar la cuantificación de nuestra actividad física.

Pero, además de los numerosos dispositivos que se presentaron en el MWC, también hubo tiempo para las mesas redondas y paneles que analizaron el presente y futuro de la tecnología ponible. El espacio de debate más interesante fue el generado en el Wearable World y liderado por Intel, en el que participaron algunos de los líderes de la tecnología ponible como Laurent Le Pen, CEO de Omate, Christian Lindholm, CEO de Koru Labs, Jerome Nadel, CMO de Rambus o Scott Kvetton, CEO de Urban Airship.  

Kvetton resumió con precisión los tres tipos de dispositivos wearable que se están desarrollando en la actualidad:

- Convenience wearable: entrarían dentro de esta categoría todos aquellos que transmiten la misma información de nuestros dispositivos móviles, pero en pantallas pequeñas y portátiles, como es el caso de los relojes Galaxy Gear presentados por Samsung.

- Preservation wearable:  se trata de los dispositivos que están más centrados en la salud, aquellos que realizan un análisis permanente de nuestra salud física y nuestro ejercicio y nos comunican nuestro estado físico con gran asiduidad. Las pulseras o relojes que monitorizan el ejercicio que realizamos han sido los grandes protagonistas de este MWC, con ejemplos como la Smartband de Sony, Fitibit o Talkband de Huawei.

- Live argumentation: más ligado al convenience wearable, se trata de los dispositivos que emiten o registran información pero se comunican con nosotros a través de realidad aumentada. Sin duda el ejemplo más evidente en este campo son las Google Glass.

En la mesa redonda, monitorizada por la editora de Re/Code, Ina Fried, el CEO de Kory Labs, Christian Lindholm, se atrevió a aventurar que en seis años todos llevaremos con nosotros un dispositivo wearable, "estarán conectados a una red y serán casi o por completo transparentes". Es, quizás, una predicción muy optimista, pero tras la llegada del Bluetooth 4.0, que permite que el móvil consuma muy poca batería, va a suponer un acicate importante. En esta misma línea, la consultora IDC señala que en 2014 habrá un crecimiento del 500% del uso de dispositivos ponibles.