¿Cómo usa las APIs el sector fintech?

¿Hacia dónde se dirige el negocio bancario? La vanguardia de esta industria la encontramos en el uso de la tecnología para mejorar los productos y servicios ofrecidos al cliente. Diez de las APIs más en boga del sector nos dan una idea de cómo será el futuro.

03 Oct. 2018

Así como a principios de milenio Internet cambió la industria musical, hoy existen multitud de aspirantes dispuestos a cambiar la industria financiera. Entonces, como hoy, la transformación venía incentivada por la reducción de costes en los procesos de negocio. Prueba de ello lo vemos en el aumento del uso de la web para realizar tareas que hace unos años nos obligaban a acudir a la sucursal.

Peer to peer

Uno de los conceptos que se hicieron famosos en los años 2000 fue el peer-to-peer (P2P). Aquella arquitectura de red que, en vez de centralizar los datos en un servidor al que los clientes lanzan peticiones (de forma análoga al navegador cuando pide al servidor en el que se aloja esta página web que le muestre este artículo), propone una red descentralizada donde todo ordenador ejerce tanto de cliente como de servidor. Famosa entonces por servir al intercambio de ficheros, hoy ha encontrado un nuevo uso en el intercambio de divisas. Las órdenes de compra y de venta se distribuyen entre los clientes, anulándose unas a otras (por ejemplo, una orden de compra de dólares quedaría anulada por la futura venta de otro cliente). Gracias a ello, startups como TransferWise prescinden de intermediarios reduciendo así los costes asociados al servicio. La novedad, respecto a lo que ocurrió con las discográficas, es que esta evolución de un servicio tradicional puede ser fácilmente adoptada por la industria. La API de TransferWise, adscrita a la iniciativa OpenApi, cuya misión es promover el uso de herramientas que garanticen APIs abiertas, modulares e independientes del proveedor, ha permitido a algunos bancos virtuales integrar el servicio fácilmente.

También los préstamos hacen uso del P2P. LendingClub, el pupilo más aventajado, ofrece una API desde la que poder realizar búsquedas, ejecutar órdenes, consultar nuestros préstamos o configurar una cartera de préstamo como inversión.

Gestión de inversiones

Es la gestión de inversiones lo que propone Addepar, quien desde 2016 cuenta con su propia API: una solución orientada a la asesoría de patrimonio de tamaño medio. La aplicación, que se puede integrar en Salesforce, uno de los CRM más populares, permite agregar y visualizar los datos imprescindibles para la gestión de carteras.

La aplicación de la nueva normativa PSD2 ha abierto una nueva vía de acceso a los datos, que se materializará en los próximos años y que impulsará la competencia en el sector financiero.

Acceso a los datos

En este sentido, lo que llamamos market feed, Xignite cuenta con un catálogo de más de 43 APIs distintas que proveen acceso de forma centralizada a la mayoría de mercados organizados de mundo. Por lo que respecta a la enorme cantidad de datos que genera la actividad bancaria y los resultantes problemas de gestión encontramos la agregación de datos bancarios, Yodlee dispone de una API RESTful con capacidades avanzadas para la gestión financiera personal que da soporte a la toma automática de decisiones. Destinado a un público empresarial, BBVA PayStats ofrece patrones de consumo circunscritos a un código postal mediante el análisis de los datos agregados del banco.

Pagos

El de los pagos es otro de los sectores donde más competencia existe. El 31 de enero de este año eBay anunciaba que para 2020 sustituirá PayPal por Adyen, una infraestructura completa de pago que ha tenido en cuenta las diversas preferencias de cada país para enriquecer su API (disponible sabor RestFul, SOAP y formulario web) con conexión a la mayoría de esos servicios.

Regulación

La regulación es otro terreno fértil para las fintech, en concreto las bautizadas como regtech. Encontramos una gran variedad según su enfoque, de entre las cuales destacan las destinadas al cumplimiento de la normativa KYC, ‘conozca a su cliente’ por sus siglas en inglés. APIs que nos ahorran tiempo evitándonos rellenar formularios o recurriendo a sistemas biométricos de identificación. En 2016 BBVA anunciaba la posibilidad de hacerse cliente al instante con un selfie, y en enero de este año leíamos la noticia de que BBVA permite autentificarse mediante el iris. Al cobijo de esta realidad han surgido startups como Trulioo cuya API permite verificar los datos introducidos por el potencial cliente con el envío de un simple JSON.

Marca blanca también aquí

Todos estos ejemplos no serían posibles sin la existencia de APIS. Por ello, es pertinente hablar de SynapseFI, una compañía que ofrece APIs de marca blanca dirigidas a bancos. Sus planes de futuro prometen productos cada vez más sofisticados como la introducción de análisis de patrones de comportamiento para enriquecer las funcionalidades de las tarjetas de crédito.

Como nota final de las posibilidades que deparará el uso de estas tecnologías lo ilustraremos con dos ejemplos que, al contrario que los anteriores, pueden considerarse disruptivos en vez de evolutivos.

El primero de ellos se lo debemos al banco bunq. Su decisión de abrir sus APIs a sus clientes ha servido para que surjan productos paralelos destinados a la gestión financiera, aplicaciones de escritorio, agregadores o disparadores gracias a la integración en servicios de diseño de flujo de decisiones basados en condiciones (si ocurre x, entonces ejecuta y) como IFTTT o Zapier.

Contratos inteligentes

El segundo son las aplicaciones descentralizadas. Un nuevo paradigma donde las aplicaciones se ejecutan en una red P2P mediante contratos inteligentes: contratos que se autoejecutan una vez se satisfacen los términos acordados y cuya garantía se almacena en una cadena de bloques. Un ejemplo de ello puede ser la estancia en un hotel donde el lector de tarjeta de la puerta se conecta a una API para verificar los credenciales de la tarjeta y notificar que el acceso ha sido exitoso. Esta información autoejecutaría la llamada a una API para efectuar el pago acordado en el contrato. Sin embargo, la dificultad del proceso estriba en obtener los datos de esas APIs para almacenarlos en la cadena de bloques. Esa es la solución que ofrece oraclize que ya presume de algunas aplicaciones descentralizadas.

¡Suscríbete!

Recibe nuestro boletín semanal. No te pierdas nuestros trucos, consejos, artículos y los eventos más innovadores.