Cómo las APIs están impulsando las ciudades inteligentes

Cómo las APIs están impulsando las ciudades inteligentes

Empresas e instituciones se alían para el desarrollo de las ciudades inteligentes como espacio de encuentro y negocio a nivel internacional. Barcelona, Nueva York, el Gobierno australiano o la UE son ejemplos del uso de APIs para impulsar las urbes conectadas. 

BBVAOpen4U
|
11 Oct. 2017

Smart City en inglés. Ville intelligente en francés. Ciudad inteligente en español. Todas estas expresiones se refieren a un único concepto original: una ciudad cuyo desarrollo urbanístico está basado en el principio de sostenibilidad y en su capacidad para mejorar la vida de sus habitantes y proveer a empresas, organizaciones y administraciones públicas de todo lo necesario en todos los planos posibles: no solo el económico, también el ambiental o el de movilidad.

Uno de los mayores expertos del mundo en desarrollo urbano, el profesor de la Universidad Tecnológica de Viena Rudolf Giffinger define las ciudades inteligentes en seis criterios bien diferenciados: economía, movilidad, medioambiente (ya mencionados), administración, forma de vida y también los habitantes. La mayoría de ciudades del mundo evalúan internamente o bien por terceros sus características como smart cities en función de estos valores. Son además, de alguna forma, los seis sectores en los que gobiernos y empresas privadas explotan día a día el negocio de los datos y los servicios con sus soluciones inteligentes.

Los ejemplos de Barcelona y Nueva York

Forma parte del avance hacia unas verdaderas ciudades inteligentes el esfuerzo de las grandes urbes de facilitar información abierta y transparente a sus habitantes. En muchos de esos casos, los gobiernos locales dan acceso a datos económicos relevantes: empleabilidad, inversiones, resultados económicos de empresas públicas, contrataciones de la administración… Y en casi todos ellos, esa información puede ser tratada por terceros mediante el uso de APIs abiertas.

Barcelona dispone de varias interfaces de desarrollo de aplicaciones con información económica libre: la página web del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) dispone de una API donde los desarrolladores pueden hacer consultas de todo tipo de datos ordenados por colecciones: desde servicios para empresas hasta contrataciones negociadas o abiertas con la administración. Las consultas se devuelven en formato JSON, que es el utilizado por defecto, pero también en CSV, XML, KMZ y KML, y además en dos idiomas (tanto en catalán como castellano).

La API permite la búsqueda por campos en las distintas colecciones. Hacer una llamada a la API para filtrar por el contenido de esos campos sería algo así:

http://opendata.amb.cat/ {{collection}} /search? {{camp1}} = {{valor}} & {{camp2}} = {{valor}} & {{camp3}} = {{valor}}

El Área Metropolitana de Barcelona también da acceso a información abierta sobre noticias de la ciudad, información relacionada con los distintos municipios, estudios de movilidad y sostenibilidad, proyectos de cooperación, información sobre parques, playas, actividades del taxi o el transporte público

Dentro de Barcelona también tenemos el proyecto City OS, que ha servido de paraguas para muchos proyectos distintos, entre ellos uno muy especial: Apps4bcn. Este site es un gran repositorio de aplicaciones sobre servicios de todo tipo en Barcelona y un punto de encuentro entre expertos y desarrolladores. La idea del portal es que los programadores puedan, mediante el uso de APIs abiertas de la administración barcelonesa, diseñar aplicaciones que puedan ser evaluadas por profesionales del sector del turismo, el transporte, el urbanismo, la cultura, la salud, la educación, los deportes… Un proyecto realmente interesante. 

La otra gran apuesta de Barcelona como ciudad inteligente es Sentilo, una plataforma de código abierto que permite a terceras personas (empresas y desarrolladores) acceder a los datos recogidos por los sensores colocados en la ciudad. La información, lógicamente, se sirve a través de una API REST. Al final es la gran plataforma de Internet de las cosas y creación de negocio de Barcelona.

En el caso de Nueva York, la ciudad cuenta con un portal exclusivo para programadores con un total de ocho APIs abiertas con datos públicos: 

Geoclient API: esta interfaz ofrece el servicio de geocodificación abierto utilizado por Nueva York y de acceso totalmente libre. Lo único que es necesario es registrarse y solicitar una clave de acceso. Lógicamente el servicio tiene limitaciones a la hora de servir peticiones en todas las aplicaciones que usen la API como proveedora de datos: un límite máximo de 2.500 solicitudes por minuto y/o 500.000 por día. El código fuente de la API está bajo licencia Apache 2.0 y está disponible en el repositorio de código GitHub. La API tiene una dependencia: el desarrollador debe descargarse GeoSupport del Departamento de Planificación de NY.

Open311 Inquiry: esta API abierta dispone de toda la información que normalmente se da a los ciudadanos de Nueva York cuando llaman al número 311 o su app: datos sobre servicios, instalaciones y preguntas más frecuentes. Por ejemplo, información sobre escuelas públicas, estacionamiento, servicio de limpiezas y basuras, anuncios de la ciudad…

Events Calendar: esta API proporciona información sobre eventos patrocinados por Nueva York. Los datos se sirven a través de una API REST, en formato JSON o JSONP, y por campos como nombre, fecha y hora.

DoE School Choice: esta es una API que, con la colaboración de CivicDashboards, facilita a los desarrolladores información sobre escuelas públicas, programas y actividades extraescolares e informes educativos (permite que toda la comunidad educativa disponga de informes de rendimiento -notas A, B, C, D o F- de las distintas escuelas a partir del progreso de los estudiantes, su rendimiento y el entorno escolar).

- Más APIs: City Hall Data Feeds (RSS con información del ayuntamiento de Nueva York), HPD Data Feeds (información sobre vivienda y desarrollo), Comptrollers Checkbook (seguimiento del gasto del presupuesto de la ciudad) y DOT Data Feeds (información sobre tráfico y transportes públicos).

Hay otros ejemplos de ciudades inteligentes que facilitan datos abiertos a través de APIs. Por ejemplo, el Gobierno australiano dispone de una API con CKAN, una plataforma para el desarrollo de repositorios de datos públicos y abiertos. Es una API de llamada de procedimiento remoto (RPC), que facilita información en listas o conjuntos de datos en formato JSON a partir de peticiones HTTP POST del usuario. 

Proyectos a nivel europeo

En el ámbito europeo existen varios proyectos mixtos realmente interesantes sobre el Internet de las cosas y el diseño de ciudades inteligentes. Las instituciones europeas y empresas privadas se alían para crear entornos para el uso de APIs abiertas con información de uso libre y oportunidades de negocio. Los tres más importantes posiblemente son FI-WARE, ICOS (Intelligent / Smart Cities Open Source Community) y Sofía (Smart Objects for Intelligent Applications). 

- FI-WARE: es una comunidad abierta independiente que trabaja para construir un ecosistema sostenible y abierto para el desarrollo de aplicaciones inteligentes en muchos sectores. La plataforma ofrece un conjunto de APIs que son de uso público y libre para el diseño de proyectos y productos con un coste reducido. Dentro de esta propuesta está FIWARE Lab, un laboratorio donde usuarios y empresas pueden probar la tecnología y explotar los datos abiertos publicados por ciudades inteligentes.

- ICOS: es una comunidad de desarrolladores dentro del sector de negocio de las smart cities, que se encarga de desarrollar aplicaciones y soluciones en ese campo. A día de hoy destacan varios proyectos interesantes como CKAN, la plataforma de datos abiertos del Gobierno australiano, ya mencionada, o de las instituciones europeas (www.publicdata.eu); CiviCRM, un CRM de código abierto que usan instituciones como la Greater Washington Urban League; MATSim, una herramienta que permite hacer simulaciones de transporte a gran escala; u HOYRESPIRO, propuesta que se desarrolló en Bilbao y que ofrece datos sobre calidad del aire, niveles de polen para ciudadanos alérgicos e información meteorológica, toda georeferenciada. 

- Sofía: es un proyecto capitaneado por Indra, con colaboradores como Nokia, Philips o Acciona, centrado en el Internet de las cosas, el uso de sensores, realidad aumentada y realidad virtual para el impulso de las ciudades inteligentes. Este proyecto privado también tiene financiación pública.  

Si te interesa el mundo de las APIs, puedes descubrir más sobre las APIs de BBVA aquí.

Síguenos en @BBVAAPIMarket

¡Suscríbete!

Recibe nuestro boletín semanal. No te pierdas nuestros trucos, consejos, artículos y los eventos más innovadores.