Cómo empresas como Facebook o Google usan las APIs de pagos móviles

Cómo empresas como Facebook o Google usan las APIs de pagos móviles

El cuarteto de grandes tecnológicas GAFA (Google, Amazon, Facebook y Apple) están buscando soluciones y lanzamiento de plataformas para apoderarse del sector de los pagos móviles.

BBVAOpen4U
|
09 Oct. 2017

Las grandes tecnológicas tienen un hambre voraz. La mayoría de ellas ha alcanzado una valoración bursátil gigantesca: algunas de ellas forman un cuarteto conocido como GAFA (Google, Amazon, Facebook y Apple). Todas ellas tienen intereses importantes en el comercio electrónico y los pagos móviles, ya sea con productos, plataformas o soluciones ya presentes en el mercado, o bien una estrategia definida para tenerlos. Google es el gigante de las búsquedas con un sistema operativo móvil de enorme penetración (Android); Amazon es el gran referente del comercio electrónico; Facebook busca desembarcar y Apple tiene Apple Pay.

Google es la gran empresa del planeta. Si no fuera por el enorme empuje de Apple, el gran buscador sería una compañía casi imbatible. Recientemente ambas ‘supernovas’ peleaban por el primer puesto como empresa con mayor valoración a nivel planetario. En febrero de este año, el buscador se lo arrebataba a la compañía de la manzana después de un buen tiempo sin abandonar ese escalón. En cualquier caso, aunque el gran negocio de Google se basa en los ingresos por publicidad, fundamentalmente de su plataforma Google Adwords, la empresa ha sabido diversificar sus fuentes de ingresos: 75.000 millones de dólares en 2016.

Aquellas empresas que mejor han entendido el nuevo escenario dentro de las Tecnologías de las Información, esencialmente condicionadas por la aparición de los dispositivos móviles y en concreto de los teléfonos inteligentes, son aquellas que con mayor facilidad generan ingresos. Google lanzó en 2008 su propio sistema operativo móvil, Android, del que hoy en día obtiene unos ingresos por encima de los 31.000 millones de dólares al año (datos de 2015). De esos ingresos, ninguno pertenece por ahora a la división de Android Pay porque el propio mercado ha impedido, a diferencia de Apple Pay, el cobro de comisiones… al menos por ahora.

Pagos móviles con Apple Pay y Facebook Messenger

La situación con Apple Pay es radicalmente distinta. Desde el comienzo, la compañía de Tim Cook planteó el cobro de comisiones en su plataforma como vía de explotación del producto. Los de Cupertino impondrían una tasa del 0,15% de cada importe total efectuado a través de la plataforma de pagos móviles. La realidad es que los números de Apple Pay desde su lanzamiento en octubre de 2014 no han dejado de crecer, sobre todo dentro del mercado americano.

La solución de pagos móviles de la compañía de la manzana está ganando poco a poco unas cuotas de penetración mayores. Según datos facilitados por Business Insider, Apple Pay dispone de un total de 10 millones de terminales con tecnología sin contacto en todo el mundo, de los que 2,5 millones están fuera de EEUU en abril de 2016. Dos meses antes, en febrero de 2016, ese número se reducía a los 2 millones. Apple Pay ya ha debutado, además de EEUU, en países como China, Australia, Canadá, Reino Unido y Singapur, con un crecimiento de un millón de usuarios a la semana y de cinco a uno en el volumen de las transacciones con respecto a abril de 2015. Su gran objetivo es comerse la tarta de los pagos móviles frente a soluciones como Android Pay, aún sin saber cómo comercializarlas.

Facebook es el otro gran gigante de la publicidad en internet, que se ha marcado como objetivo expandir su gran dominio también en el mercado de los pagos móviles apoyado por su control del smartphone gracias a compañías satélites como WhatsApp o Instagram. La compañía de Mark Zuckerberg es, sin duda alguna, la empresa que mejor ha entendido la experiencia de usuario y las posibilidades comerciales del teléfono inteligente. Ahora con los pagos móviles.

En una información reciente del medio de pago The Information, referente de los contenidos sobre startups y economía digital en el mundo, la idea de los de Menlo Park es explotar este mercado a través de su plataforma de mensajería instantánea Facebook Messenger. Igual que sucede con Google, el 75% de los ingresos previstos en 2016 para Facebook procederá de la publicidad, concretamente de los anuncios en dispositivos móviles. Es la compañía con mejores perspectivas de futuro. Su obsesión es seguir creciendo en su control del smartphone y diversificar los mercados de generación de ingresos: por ejemplo los pagos móviles.

Para ellos disponen de una aplicación con grandes posibilidades de penetración, Facebook Messenger, aunque en el campo de la mensajería instantánea tiene grandes rivales en algunos países importantes como WeChat o Telegram; el mejor conocimiento posible sobre los hábitos de consumo y gustos personales de los más de 1.400 millones de usuarios que tiene su plataforma; y además una gran experiencia en la gestión de la experiencia de usuario móvil y la publicidad en esa interfaz de usuario. Se dan todos los componentes para exprimir los pagos móviles.

Además, Facebook ha crecido en la exploración de nuevos sectores de innovación como el diseño de interfaces conversacionales, chatbots, uso del procesamiento del lenguaje natural y el aprendizaje automático con la compra de empresas prometedoras como Wit.ai. Se dan todos los componentes necesarios para acercar productos y servicios afines a los usuarios y facilitar su adquisición sin procesos complejos, incluso sin tener que sacar cuentas o tarjetas de crédito. El mercado entiende que se puede trabajar una experiencia comercial completa como ha conseguido uno de los grandes rivales en este sector, WeChat

Esa fue la razón por la que Facebook contrató en 2014 a David A. Marcus, ex ejecutivo de PayPal y actual vicepresidente de productos de mesanjería de la compañía de Menlo Park. El plan es conseguir que Facebook Messenger se convierta en una plataforma con una explotación comercial y que acapare el mercado frente a sus rivales. Zuckerberg ha puesto sus ojos en los pagos móviles.

Amazon y el uso del selfi

 

Amazon presentó hace pocos meses una petición de patente por la que los usuarios podrían cumplimentar el proceso de autenticación previo a una compra a través de un selfi o un vídeo personal, en vez de usar otros métodos como la habitual contraseña. Según una información publicada por el medio de tecnología Re/code, el gigante del comercio electrónico considera que este tipo de recurso ofrece mayores garantías que la contraseña, que puede ser olvidada o sustraída con relativa facilidad. De hecho, Amazon no es la única empresa que ya lo ha experimentado: por ejemplo, Mastercard ha probado con pagos mediante selfis.

¿Te interesan las APIs financieras? Si quieres conocer el catálogo de BBVA, visita esta web.

¡Suscríbete!

Recibe nuestro boletín semanal. No te pierdas nuestros trucos, consejos, artículos y los eventos más innovadores.