Cómo desarrollar para personas con discapacidad

Uno de los aspectos que hay que tener en cuenta a la hora de crear una web es considerar cómo facilitar la navegación a personas con algún tipo de discapacidad. Te damos algunos consejos.

BBVAOpen4U
|
29 Mayo. 2014

“The power of the Web is in its universality. Access by everyone regardless of disability is an essential aspect” (El poder de la Web reside en su universalidad. Y el acceso de cualquier persona, independientemente de la discapacidad, es un aspecto esencial). Una gran frase de Tim Berners-Lee, inventor de la World Wide Web y director del consorcio W3C, que nos recuerda que la Web está diseñada para que todo el mundo pueda trabajar en ella. Es decir, que sea accesible para todo tipo de personas, sin importar su habilidad para escuchar, ver, moverse, etc.

Se trata de un tema muy importante, ya que el acceso a la información y a las Tecnologías de la Información está reconocido en los Derechos Humanos básicos. Por ello, es algo a tener muy en cuenta, especialmente desde el punto de vista empresarial, ya que además permite llegar a muchos más clientes. En este vídeo puedes observar cómo esta persona invidente utiliza la World Wide Web a través del sistema braille. Sin embargo, hoy en día la gran mayoría de las páginas web no están diseñadas para permitir a las personas con discapacidad acceder con la misma facilidad a las páginas web y a todos sus contenidos.

Un poco de teoría

¿Qué es lo que tengo que hacer para que una página web sea accesible a todo el mundo? En primer lugar, es muy importante saber que el consorcio W3C, a través de su Web Accessibility Initiative, está intentado regular todo el tema de accesibilidad web. Gracias a este tipo de iniciativas, desarrollar una web accesible para cualquier persona no es tan costoso, ya que, en la actualidad, existe una gran cantidad de información tanto en Internet como en papel. Aquí, te ofrecemos algunas claves para que puedas empezar a desarrollar con conocimiento.

Antes que nada, tienes que saber qué tipo de contenido vas a incluir en la web, porque a partir de dicho contenido es posible obtener accesibilidad a través de unas guías de desarrollo. Estas pautas se dividen en tres bloques dirigidas a desarrolladores web WCAG, programas de creación de Webs ATAG, y navegadores y similares UAAG.

Tienes que verificar estas pautas para que se pueda clasificar tu web según tres puntos de conformidad: “A”, “Doble A” y “Triple A”. Esta clasificación corresponde, como hemos mencionado, a una pautas que proporcionan unas metas básicas para tener accesible una web:

1. Perceptible:

- Proporcionar alternativas textuales para poder convertir el contenido no textual a los formatos que necesiten las personas con discapacidad, como textos ampliados, braille, voz, símbolos o un lenguaje simplificado.

- Crear contenido que pueda presentarse de diferentes formas (por ejemplo, con una disposición más simple) sin perder información o estructura.

- Facilitar a los usuarios ver y oír el contenido, incluyendo la separación entre el primer plano y el fondo.

2. Operable:

- Proporcionar acceso a cualquier funcionalidad mediante el teclado.

- Proporcionar a los usuarios el tiempo suficiente para leer y usar el contenido.

- No diseñar contenido de un modo que pudiera provocar ataques, espasmos o convulsiones.

- Proporcionar medios para ayudar a los usuarios a navegar, encontrar contenido y determinar dónde se encuentran.

3. Comprensible:

- Hacer que los contenidos textuales resulten legibles y comprensibles.

- Hacer que las páginas web aparezcan y operen de manera predecible.

- Ayudar a los usuarios a evitar y corregir los errores.

4. Robusto:

- Maximizar la compatibilidad con las aplicaciones de usuario actuales y futuras, incluyendo las ayudas técnicas.

Un poco de práctica

Si damos un enfoque más practico a la hora de generar una página web accesible para personas discapacitadas, hay que considerar que la validación del código debe estar perfectamente formada. En este sentido, se podría trabajar con XHTML 1.0 Transitional, que tiene características comunes con el XML. Y es que, XHTML es básicamente HTML expresado como XML válido. Es más estricto a nivel técnico, pero esto permite que posteriormente sea más fácil hacer cambios o buscar errores, entre otras acciones.

Para ayudarnos en el desarrollo es muy útil recurrir a herramientas de validación de código, como la que ofrece W3C. Esta utilidad avisa de los errores en tu código y ofrece consejos a tener en cuenta. Debes recordar que el código de tu web puede ser parseado o procesado por herramientas que no siempre son los navegadores web comúnmente conocidos.

Una vez considerado esto, debes centrarte en la conformidad más básica (que, como hemos descrito anteriormente, es la “A”) lo que significa implementar las pautas de prioridad 1, es decir, las acciones existentes en el contenido definido como Perceptible. Para ello, te recomendamos seguir este documento en el que se describen estas pautas prioritarias.

Una vez creada la pagina web con este primer nivel, es necesario validarla. Para ello, podemos utilizar también, a parte de la herramienta que nos aporta W3C, otra como la que ofrece Tawdis.net, que nos avisará de los errores y dará advertencias sobre nuestro código. No todos los problemas se pueden resolver de manera automática, por lo que también nos marcará los que se deberían comprobar de forma manual. Por ejemplo, como se describe en esta web, una imagen que no contenga texto alternativo para los usuarios invidentes, o un iframe que no tenga una versión alternativa para navegadores antiguos darán un fallo automático, mientras que una imagen con texto alternativo o una tabla usada para maquetar en vez de para mostrar información tabulada darán un fallo manual, ya que el algoritmo no puede saber si ese texto vacío o esa tabla necesitan ser modificados para que un usuario discapacitado no pierda información.

Una vez realizado los pasos necesarios para alcanzar el nivel “A”, habría que hacer lo mismo con los dos niveles restantes. Éstos se consiguen superando todos los requisitos de prioridad 1, 2 y 3 fijados por el WCAG (y que hemos descrito anteriormente) . ¡Ánimo y a por ello!

¡Suscríbete!

Recibe nuestro boletín semanal. No te pierdas nuestros trucos, consejos, artículos y los eventos más innovadores.