Cómo construir un ‘chatbot’ conversacional: algunas herramientas

Cómo construir un ‘chatbot’ conversacional: algunas herramientas

API.ai, Motion.ai, Smooch.io y Gupshup.io son cuatro de las herramientas más utilizadas para la creación sencilla de chatbots conversacionales. La idea es poder lanzar bots en tres o cuatro pasos en plataformas de mensajería o redes sociales como Facebook Messenger, Telegram, Slack o WeChat. 

BBVAOpen4U
|
21 Jun. 2017

La última gran tendencia en el mundo de la tecnología son los chatbots. Tal vez sean más conocidos ahora que antes para el gran público, pero los bots conversacionales no son un experimento reciente. De hecho, algunas empresas llevan mucho tiempo experimentando con algunos avances que hoy en día cimentan todo el trabajo con los bots: fundamentalmente el procesamiento de lenguaje natural para conseguir que la máquina sea capaz de mantener conversaciones inteligentes con los usuarios. Sin él sería totalmente imposible.

Cuando se hace un repaso de la evolución natural de las tecnologías de la información y su relación con los usuarios, se es capaz de entender perfectamente los movimientos de algunas de las empresas más importantes del mundo. A mediados de los años 2000, el smartphone entró en nuestras vidas y con ellos los sistemas operativos móviles (iOS y Android), las aplicaciones nativas y la experiencia de usuario móvil nativa, todo ello por el lado del cliente.

En la actualidad, la tendencia sigue siendo el teléfono inteligente, pero centrada en las aplicaciones de mensajería, donde el contacto directo a través de chatbots se ha convertido en el rey. Este diagrama explica perfectamente la evolución tecnológica desde los 80

Gracias al enorme empuje que compañías como Facebook o Google han dado durante algunos años al procesamiento de lenguaje natural, el aprendizaje automático, los asistentes virtuales y, en general, la inteligencia artificial.

Algunas otras empresas más pequeñas han entendido la oportunidad real de negocio en la creación de plataformas de construcción fácil de chatbots conversacionales. Algunas sin ni siquiera tener que escribir una sola línea de código. Aquí hay algunas de las plataformas más interesantes para hacer bots, posicionadas en la necesidad, a veces, de lanzar un MVP de forma ágil:

1. Api.ai

Algo debe tener Api.ai para que Google se fijara en ella. Los creadores de esta plataforma impulsaron un espacio destinado a la creación de bots para terceros escenarios como Slack, el servicio de gestión de proyectos y comunicación interna para empresas; Facebook Messenger, la herramienta de chat de la compañía de Menlo Park; o Kik, la aplicación de mensajería instantánea que compite con el propio Facebook Messenger u otros protagonistas de ese sector como WhatsApp, Telegram, WeChat o con otros productos más sociales como el propio Snapchat.

Lo más interesante de API.ai es que no es necesario tener conocimientos en programación para crear un chatbot para Slack o Facebook Messenger, no es necesario saber ningún lenguaje ni tampoco memorizar comandos. La idea es crear el bot, generar las trayectorias con los distintos mensajes, implementar su integración en alguna de las plataformas de mensajería y darle a publicar.

2. Motion.ai

Motion.ai es una plataforma de creación sencilla de chatbots para dos aplicaciones de mensajería con gran penetración, Facebook Messenger y Slack. Al menos por ahora. Aunque también es posible crear bots para navegador, correo electrónico y SMS. Tiene una versión gratuita que permite desarrollar dos bots con 1.000 mensajes como máximo al mes; y luego tres versiones de pago: una por 15 dólares al mes (5 bots y 5.000 mensajes), otra por 50 dólares (con 25 bots y 20.000 mensajes al mes) y la más cara por 100 dólares al mes (con la posibilidad de crear 50 bots y 50.000 mensajes al mes). Además, Motion.ai dispone de su propia API REST para realizar cualquier tipo de integración de una interfaz propia.

El usuario lo único que tiene que hacer es registrarse en la plataforma, y una vez dentro, ir al menú de la izquierda y acceder al entorno ‘My Bots’. Es en esa sección donde el cliente puede crear todos los chatbots que quiera poner en marcha, haciendo clic en ‘Create Bot’ (‘Crear Bot’) y seleccionando en qué canal quiere crear el producto (Facebook Messenger, Slack o un bot para el correo electrónico, el navegador o SMS). En la página de documentación, cualquier usuario puede encontrar toda la información técnica necesaria para empezar a hacer un chatbot

Una vez que el usuario pone un nombre a su bot, este puede acceder a la página de edición donde el cliente puede configurar los distintos módulos que formarán las distintas conversaciones del chatbot con los usuarios. Cada uno de esos módulos es una respuesta concreta del bot, y estas se editan a través del botón de ‘Configuración’. Estos módulos forman los diferentes elementos de las trayectorias de conversación, que se reflejan a través de conexiones en forma de líneas de colores y un diagrama de flujo. Motion.ai tiene muchos tipos de módulos: cuando el usuario clica en ‘Add Module’ (‘Añadir módulo¡), puede escoger el tipo de contenido. Además, dispone de accesos directos a un testeo del bot y a sus métricas.

3. Smooch.io

Smooch.io se promociona a sí misma como la plataforma de creación de interfaces conversacionales para empresas. Tiene, por tanto, una variedad de integraciones con soluciones de terceros bastante amplia, casi cualquiera donde desee estar una gran compañía: Facebook Messenger, LINE, Twillio, WeChat, Telegram y en los dos grandes sistemas operativos móviles, iOS y Android.

Además, Smooch.io dispone de una API REST propia para cualquier integración personalizada. La idea es ofrecer una experiencia de cliente satisfactoria (incorporación de todo tipo de formatos de contenido, texto, imágenes, gifs, vídeos…, y elementos visuales como botones) y aportar a los desarrolladores toda la flexibilidad y escalabilidad necesarias cuando se conecta un chatbot con un CRM (Customer Relationship Management).

Este último detalle es uno de los grandes valores diferenciales de Smooch.io: es capaz de conectar las interfaces conversacionales con cualquier sistema de CRM o plataforma de gestión de clientes interna de una empresa. Y, además, ofrecer todo tipo de métricas e informes a partir de ese trabajo conjunto de plataformas.

4. Gupshup.io

Gupshup.io es una plataforma de desarrollo de chatbots para casi todas las herramientas de mensajería, redes sociales o soluciones VoIP que existen dentro del mercado: Facebook, Twitter, Telegram, Slack, Hipchat, Twillio, Line o Skype… y un futuro también estará presente en otras como Google Hangouts, Viber o Kakao.

Al final, Gupshup.io es una solución que dispone de un sencillo editor de código (esa es una gran diferencia con el resto de plataformas, hay que programar), un servicio de publicación y un sistema de testeo de cada uno de esos chatbots

Gupshup.io se encarga, sin la necesidad de intervención de un desarrollador, de la instalación de las bibliotecas y paquetes necesarios para la creación de los bots, y de un servidor seguro para el despliegue, por tanto no es necesario tener un servidor propio.

A partir de ahí, deja en manos de los programadores la creación de la lógica funcional del chatbot. Cualquier bot hecho en Gupshup se desarrolla en la parte superior del servicio Amazon AWS Lambda, infraestructura de computación sin servidores que ejecuta el código como respuesta a los distintos eventos. Además, dispone de un servicio de pruebas para que los desarrolladores puedan probar su producto como si estuviera lanzado ya en Slack, Telegram o Facebook Messenger.

¡Suscríbete!

Recibe nuestro boletín semanal. No te pierdas nuestros trucos, consejos, artículos y los eventos más innovadores.