Celebra el Día de Arduino con las manos en el hardware: monta un robot o prueba el Internet de las Cosas

Celebra el Día de Arduino con las manos en el hardware: monta un robot o prueba el Internet de las Cosas

28 de marzo de 2015 es el día marcado en el calendario para celebrar el Día de Arduino. Nosotros los haremos con las manos en el hardware. Estos son varios ejemplos del uso de Arduino.
BBVAOpen4U
|
23 Mar. 2015

28 de marzo de 2015. Ese es el día marcado en el calendario para celebrar el Día de Arduino, el hardware de código abierto que ha revolucionado la electrónica. La placa base, conocida en todo el mundo por su característico color azul, cumplirá años en primavera. Ha pasado ya mucho tiempo desde que Massimo Banzi, David Cuartielles, Gianluca Martino, David Mellis y Tom Igoe empezaran un proyecto para enseñar electrónica a los alumnos del Instituto de Diseño Interactivo de Ivrea. Hoy es una placa para los desarrolladores que quieren emprender proyectos relacionados con la robótica, el Internet de las Cosas o los wearables.  

Arduino, el corazón de la robótica de usuario

Son muchos los amantes de los robots que usan esta placa base para sus experimentos. Una de las referencias para la construcción de robots con Arduino es la guía Make: Arduino Bots ans Gadgets, de Tero Karvinen y Kimmo Karvinen. Cualquiera que desee probar, se puede descargar el pdf en este enlace. En él hay instrucciones y una recopilación de material para la construcción de seis proyectos de Do It Yourself (DIY). Uno de ellos es un insecto robot totalmente autónomo. Se puede ver en funcionamiento en este vídeo, es un montaje de Richard Stones:  

 

Los Karvinen tienen otros libros dedicados al uso de Arduino para la construcción de robots y también dispositivos con la inclusión de sensores. Make a Mind-Controlled Arduino Robot, Make: Getting Started with Sensors o Make: Sensors son tres publicaciones con ejemplos prácticos del enorme potencial de este hardware.

En YouTube existen muchos vídeos de proyectos de robótica con esta placa base de código abierto. Hay desarrolladores que diseñan Quadcopters (robots de cuatro patas y con capacidad para volar), autómatas que imitan al conocido personaje de Pixar Wall-E, robots con gran capacidad de movimiento gracias al uso de ruedas, que reconocen el movimiento de una persona y se mueven de forma mimética o brazos robóticos hechos con piezas diseñadas en una impresora 3D.   

En esa línea de trabajo, Arduino anunció en mayo de 2013 en la feria Maker Faire Bay Arena su primer kit robot completo, llamado Arduino Robot. Este paquete dispone de dos procesadores de 16MHz y 32 KB de memoria flash, uno en cada una de las placas totalmente programables, una pantalla LCD y el software Arduino IDE. El movimiento del robot se alimenta con cuatro baterías recargables. El proyecto dispone de varios tutoriales en vídeo, algunos de ellos protagonizados por Cuartielles, uno de los fundadores del hardware de código abierto.

 

 

Una máquina expendedora de M&M’s

Este proyecto es un ejemplo perfecto de las posibilidades que tiene Arduino. Esta máquina expendedora no sólo reparte en cubos los caramelos M&M’s que caen desde un embudo, también los clasifica por colores. El dispositivo contiene un sensor de infrarrojos que permite reconocer los códigos RGB de los dulces. Está construida con un microcontrolador ATmega328, integrado en una plataforma Arduino Uno. Si eres un amante del DIY y quieres desarrollar algo parecido, aquí tienes un listado de todos los componentes y sus precios. Es una forma divertida de colocar un surtidor de caramelos en la fiesta de cumpleaños de tu hijo, por ejemplo.

 

 

El teléfono de Arduino

El teléfono Arduino no es, ni mucho menos, un dispositivo de última tecnología, pero que alguien en su casa puede desarrollar algo que funcione como un smartphone tiene mucho mérito. Para poder hacerlo, se necesitan varios componentes indispensables: una plataforma Arduino Uno, una pantalla táctil TFT, un chip de reloj para medir el tiempo, una batería y una impresora 3D para diseñar la carcasa para el dispositivo. Aquí están todos los componentes. El móvil también lleva su propia configuración del software, sobre todo si el usuario quiere instalar aplicaciones determinadas en el teléfono. Arduino tiene sus limitaciones.

 

 

Un invernadero para las plantas

El ingenio dentro del movimiento maker no tiene fin. Un estudiante universitario de Nueva Inglaterra, en Estados Unidos, probó hace unos años la construcción de un invernadero para plantas con su propio sistema de riego automatizado y medidor de temperatura. Un verdadero huerto ecológico. Lógicamente, el dispositivo dispone de varios sensores que son capaces de captar el grado de humedad del ambiente y activar el riego si es necesario. Además, podemos regular la temperatura y la humedad gracias a la colocación de calentadores y ventiladores.

 

 

Amantes de la música, usad Arduino

Este desarrollo con Arduino hará las delicias de los apasionados de la música, sobre todo si tocan la guitarra. Existen ejemplos en la Red de personas que han sido capaces de construir su propio sintonizador para afinar su guitarra. El dispositivo permite identificar la frecuencia de la entrada de audio y sus luces LED se iluminan para alertar en qué tono está el instrumento. La lista completa de componentes y las instrucciones para montarlo están en este tutorial.

 

 

Otros usuarios han montado una batería robótica que, aunque parezca difícil, toca música con cierto ritmo. Además, el compás se puede aminorar o acelerar mediante el control de los motores colocados en la batería. En este vídeo se puede ver el instrumento en funcionamiento. Verlo moverse solo es un placer:

 

 

Manda un tuit para tomarte un café

Una de las tendencias planetarias en tecnología es la revolucionaria Internet de las Cosas. Arduino también sirve para que pequeños desarrolladores de harware puedan controlar a distancia los electrodomésticos de la casa o la oficina. Un ejemplo de esa capacidad es este sistema de encendido de la cafetera a través de Twitter. Alguien puede enviar desde casa un tuit con su móvil para que cuando llegue al trabajo puede tener el café recién hecho. Este tipo de soluciones exigen algo más de esfuerzo porque necesitan programación en código.