APIs de datos, imprescindibles en el desarrollo de ciudades inteligentes

APIs de datos, imprescindibles en el desarrollo de ciudades inteligentes

¿Qué papel puede desempeñar una entidad bancaria en la gestión urbana? ¿puede contribuir de algún modo adicional a su función tradicionalmente financiera? La respuesta es sí. En este artículo explicamos cómo las APIs de datos, y en concreto Paystats, impulsan el avance hacia las ‘smart cities’.

21 Mayo. 2019

Los enormes volúmenes de datos que genera un banco como BBVA en su actividad cotidiana -sobre los movimientos transaccionales reales de los ciudadanos- son una nueva fuente de información para comprender mejor las interacciones socio-económicas que se producen en la ciudad.

Permiten conocer detalladamente el uso que hacen ciudadanos y turistas de los servicios según su estilo de vida u origen, por dónde se mueven o en qué franjas horarias lo hacen. Una información que contribuye a generar una visión dinámica de las ciudades, de sus zonas, habitantes y necesidades.

Pero, ¿cómo? Gracias al proceso de ‘apificación’, en el que BBVA trabaja desde hace tiempo, por el que los datos transaccionales se abren y se convierten en información agregada, anonimizada, útil y accesible a terceros. Las encargadas de hacerlo posible son las APIs de datos, que combinadas con otras fuentes disponibles posibilitan la creación de nuevos modelos de negocio, dinamizan la economía y optimizan la toma de decisiones -dado que no reflejan intenciones, sino evidencias-.

La API de datos Paystats, de BBVA API_Market

Paystats es una API de BBVA API_Market que ofrece estadísticas agregadas y anonimizadas de millones de transacciones realizadas con tarjetas BBVA y de cualquier otro banco de TPVs BBVA para crear un mapa virtual que permite analizar, entre otras variables, hábitos de consumo.

Las ciudades son el soporte físico de sus habitantes y sus actividades, que en muchos casos conllevan pagos y dejan tras de sí una huella digital. Paystats permite hacer una lectura de esta huella al registrar los datos de pagos electrónicos y de extracciones de dinero en cajeros, que analizados de manera agregada dan una medida del pulso vital y la prosperidad de un territorio. Además, entre otras utilidades, permite conocer el impacto de eventos de distinta envergadura, de la remodelación de un espacio urbano, de las redes de transporte o la variación legislativa de los horarios de apertura de los comercios.

La base de datos de esta API se remonta a 2014 y las búsquedas se realizan sobre un área geográfica concreta (código postal, sección censal o área definida de 500 metros por 500 metros), con varios criterios de filtrado: edad, género, origen, horas de pico y valle de consumo, categoría de comercio, etc. Los datos se ofrecen de forma anónima y agregada, para que la identidad de los clientes quede perfectamente protegida.

Su utilidad la resumen tres componentes clave:

  • Volumen y dinamismo de los datos

Paystats aglutina la información de millones de transacciones, ofreciendo muestras representativas que extrapolar al conjunto de la población. Las transacciones quedan registradas con el día, hora y lugar en que han sido efectuadas, permitiendo realizar análisis temporales y dinámicos.

  • Enriquecimiento de los datos

Los parámetros de fecha, hora o lugar son enriquecidos con otras variables como edad, género u origen, que permiten realizar segmentaciones avanzadas y comparativas comportamentales entre distintas tipologías o segmentos de ciudadanos.

  • Servicios API de consulta

‘Apificar’ la información, como hace Paystats, supone grandes ventajas respecto a otros sistemas en términos de accesibilidad, escalabilidad, rapidez y flexibilidad. Además, para incrementar la versatilidad de su uso, se ha desarrollado la versión Paystats download, que facilita la integración de la información con herramientas de visionado de datos como sistemas GIS.

No cabe duda de que las APIs están facilitando el desarrollo de ‘smart cities’, con ejemplos destacados en ciudades como Barcelona o Nueva York. El papel que las empresas privadas pueden asumir para impulsarlas y generar resultados positivos en su entorno pasa por abrir sus datos y facilitar mecanismos de acceso a los mismos.

Interfaces de Programación de Aplicaciones como Paystats permiten canalizar información accionable hacia aquellos que pueden ponerla al servicio del bien común: para mejorar la sostenibilidad medioambiental y económica de las ciudades, así como la calidad de vida de sus habitantes.

¿Te interesan las APIs financieras? Descubre todas las que te ofrece BBVA

¡Suscríbete!

Recibe nuestro boletín semanal. No te pierdas nuestros trucos, consejos, artículos y los eventos más innovadores.